Una almeja caliente para afortunado perro

0 views
|
Share


Este perro nació afortunado para disfrutar de esta almeja pequeña de adolescente. La niña no le prohíbe nada, se deja hacer toda y el animal la goza terriblemente. Una escena de pasión zoofílica digna de colección, le hace el coño como se debe con esa polla roja y la clava hasta las bolas!